¿Existen desperdicios en mi empresa?

SEMC 3MP DSC

El concepto de calidad normalmente se asocia a las cualidades de un producto o servicio y las empresas invierten importantes cantidades en mantener ciertos estándares, con el fin de asegurar un nivel de ventas o la lealtad de sus clientes. Sin embargo este no es el único factor que asegura la posición de la empresa en el mercado; ya que la calidad en una empresa debe estar no solo en el producto final sino en su propia organización; puesto que con ello se logre el uso eficiente de los recursos.

Pero ¿Por qué es tan importante evitar desperdicios?

Porque, en casos extremos, las pérdidas aparentemente pequeñas pueden en el mediano plazo representar una pérdida significativa, pueden muchas veces pasar inadvertidas y pueden ocasionar llevar a la empresa a la bancarrota. Alarmante ¿no? Esto puede darse aún y cuando el producto se encuentre bien posicionado en el mercado.

De allí se evidencia la necesidad de la gestión de calidad hacia el interior de la misma empresa.

En la actualidad es común encontrar pequeñas empresas familiares que pierden de vista las mejores prácticas en sus procesos de producción, distribución e incluso en su propia administración; por ejemplo hay quienes confunden los sueldos y salarios con los gastos personales de los dueños de las empresas. En muchas ocasiones lejos de reinvertir las ganancias para crecer, se hace uso de ese recurso para poder subsanar gastos no previstos y que al no encontrar una partida dentro de la contabilidad da la impresión de un desfalco o bien una pérdida que ante los socios o el banco no es bien aceptado para el momento de pedir un crédito que puede emplearse en modernizar el equipo de la planta o bien aprovechar la oportunidad que puede generar una diversificación del producto; lo que generará un retroceso en su crecimiento o pérdida de competitividad y ello puede ser bien aprovechado por un competidor, dejando relegada a la empresa en cuestión.

Otro caso que destaca la importancia de la calidad en los procesos internos de una empresa, es el del uso de las materias primas; ya que si no se usa de forma eficiente ocasiona que el costo margina se incremente por lo que el precio de cada producto se dispare, ya que por cada producto se emplea una mayor cantidad de materia prima.

En términos de la logística en lo que respecta a entrega de los lotes de producto, por ejemplo la generación de una ruta y pactar los días de entrega de acuerdo a la zona se evita el desperdicio en combustible lo que genera un menor costo de distribución, pudiendo ofrecer un precio más competitivo o bien se incrementa el margen de ganancia por producto.

En conclusión; si se eres dueño o líder de una empresa es necesario prestar atención a los detalles y allegarse de los números más representativos en cuanto a costos. Si después de un análisis al respecto se tiene la impresión de ineficiencia en ese tema, se deberá evaluar la necesidad de solicitar una consultoría externa de un profesional especializado en la materia, que despejará cualquier duda y dará certeza de la eficiencia en los procesos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s