¿Qué comunicas sin hablar?

SEMC 3MP DSC¿Te has percatado de lo que dicen las personas de si mismas con su atuendo y/o su actitud? Esto sucede porque en todo momento estamos comunicando algo. aunque no pronunciemos palabra alguna. Y esto ocurre en muchos escenarios como por ejemplo

  • En una entrevista de trabajo,
  • Cuando vas a negociar algún punto en representación de la firma para la cual laboras,
  • Cuando te dan un ascenso y te presentan a tu nuevo equipo de trabajo,
  • Cuando te encuentras frente a un posible inversionista o socio de una empresa que estas conformando, etc.

Si bien es cierto que como política en algunas empresas es el de no etiquetar a las personas; también es cierto que muchas empresas gastan verdaderas fortunas en imagen pública; que va desde el logotipo, eslogan, brochure, sitio web, identidad de la marca, uniformes para su personal, publicitar actividades filantrópicas, etc.

SEMC 3MP DSC

Ahora bien algo que acompaña a tu atuendo es tu actitud, así es!! porque es importante tener presente que existe comunicación interpersonal e intrapersonal, es decir entre personas pero también para sí mismo y lo que te digas sobre quién eres es lo que también reflejas a los demás; por ejemplo si te piensas como un profesional responsable y con gran capacidad para enfrentar retos entonces ese es el mensaje que darás no solo con tu atuendo sino con la seguridad con la que te desenvuelvas.

Pero te has preguntado alguna vez

¿Qué es lo que comunicas sin hablar?

¿Qué impresión tienen las personas de ti en tu trabajo y que impacto tiene en tu imagen?

Para saberlo te presentamos a continuación un sencillo test que te orientará en ese sentido:

  1. ¿Tu atuendo se encuentra acorde con tu nivel de responsabilidad?
  2. ¿Alguna vez tu jef@ alguna vez te ha sugerido que uses determinados accesorios o formalidad cuando te encomienda alguna tarea en particular como por ejemplo el uso de corbata para los hombres o zapatillas para el caso de mujeres, etc.?
  3. ¿Alguna persona te ha confundido con menor nivel del que tienes?
  4. ¿Te sientes lo suficientemente segur@ para realizar alguna presentación frente a un amplio grupo de personas, en caso necesario cualquier día de trabajo? O ¿Piensas que tendrías que estar mejor presentado para ello?
  5. ¿El trato que recibes de tus compañeros de trabajo es el que esperas?monito con lentes
  6. Colócate frente al espejo y pregúntate:¿El aspecto de mi cabello es de alguien que lo cuida o lo descuida?¿Mi postura dice que soy una persona desenfadada o que no le interesa mucho su aspecto?¿Los accesorios que uso son austeros o a primera vista llaman la atención de todos?

    ¿Los colores son llamativos?

    ¿Mi postura da la impresión de alguien cansado o de alguien dispuesto a trabajar?

  7. ¿Mi mirada es evasiva cuando alguien me mira a los ojos?
  8. ¿Me pongo nervios@ cuando hablo frente a un socio o mi jef@ y me como las uñas o no se donde poner las manos o bien juego con pluma como si fuera baqueta?

Para ubicar la gesticulación que realizas te dejamos la siguiente tarea: observa la cara de un mimo, mediante algún video en internet y simula en el espejo esos gestos para que te reconozcas en distintos estados de animo y cómo los transmites.

Si te cuesta trabajo ser objetivo en lo que a tu atuendo se refiere pide ayuda profesional para que tu comunicación sea consistente con tu actitud.

Cuéntanos cómo has mejorado tu imagen y cómo ha impactado esto en tu trabajo.

Recomendación para ver

Película

“El diablo viste a la moda”

de David Frankel con Maryl Streep y Anne Hathaway 

Anuncios

¿Cómo me puede impactar el altruismo en mi salud emocional?

Una estrategia mercadológica que han asumido muchas firmas exitosas es la de difundir a sus clientes la materialización de proyectos filantrópicos; ya que influye en la decisión de compra de su bien o servicio, además de que en muchas ocasiones estas acciones son deducibles de impuestos.

FLOR A PLENITUDPero ¿Cómo afecta el ser altruista en la mente y en la actitud de un emprendedor? ¿Trasciende en su trabajo sin darle publicidad?

Pues bien hablemos de lo que realmente impacta.

Afortunadamente existe la bendición del buen samaritano de quien en ocasiones nos salva de un conflicto sin conocer a veces sus alcances. Aquí va un ejemplo hace un par de días me encontrabaesperando a una persona afuera de un restaurante asiduo de clientes que estabamos haciendo antesala cuando me percaté de que a un costado mío había una fila de personas que se disponian a pagar su boleto de estacionamiento cuando una chica sacaba de su bolso con gran nerviosismo moneda tras moneda que depositaba en la maquina cobradora y la expresión en su rostro de angustia se reflejaba al ver que ya no contaba con más monedas y se vió en la necesidad de sacar un billete mismo que la máquina rechazaba una y otra vez; algunas personas salían de su lugar en la fila con miradas escrutadoras y molestas mirando el reloj, lo que apremiaba aín más a la chica… Que complicación!! no contaba con más dinero. En ese momento y por gracia divina salío el buen samaritano, que le preguntó ¿Cuánto te falta? Ella respondió y el completó el faltante y se liberó el boleto junto con la angustia de la chica, quien agradeció una y mil veces el gesto y le prometió cambiar para devolverle ese faltante a lo que el buen samaritano le respondió no te preocupes, solo espero que si algún día encuentras a alguien a quien ayudar me pagues con el favor que puedas hacerle. Ella respondió que si y allí terminó el anégdota, desconozco si fue el alivio de la chica lo que la hizo acentir sin pensar o realmente se comprometió con ese razonamiento pero me quedé con la interrogante si aquel buen samaritano además de su labor en el momento sembró esa idea en la chica o más aún de las que estábamos presentes? Y la otra pregunta es ¿Cómo lo hizo sentir esa buena acción?

Hace algunos años se estrenó una película norteamericana que toca el tema de ayudar a alguien de manera desinteresada para que a su vez éste en otro momento le ayude a otro y así sucesivamente; lo cual en el fime nace de la idea de un niño pequeño, la cual recomiendo ampliamente para que el lector experimente la sensibilidad que tiene dentro de si mismo sobre este tema.

Pero volviendo al punto ¿Qué sucede en nosotros? Te invito a descubrirlo!!

¿Cómo? Si no sabes como empezar te hago la siguiente propuesta:

  • Antes de comenzar la lista, es importante que no pongas en riesgo tu integridad fisica o emocional al intentar ayudar a alguien que se puede violentar.
  • Puedes comenzar poco a poco, por ejemplo puedes proponerte para hacer alguna actividad en tu lugar de trabajo como colocar el agua en el despachador de la oficina, gestionar algo en tu comunidad que los beneficie a todos.
  • Realiza donaciones a fundaciones especialmente dedicadas a ello y dale seguimiento para que realmente percibas lo que sucede en ti.
  • Recorre tu casa o departamento con ojos críticos y observa qué objetos personales ya no usas en años y están en buen estado, puede ser ropa, zapatos, libros, etc. Entérate de asilos, orfanatos, bibliotecas públicas, etc. que podrían recibir donaciones y lleva esos objetos. Después analiza lo que pasa por tu mente.
  • Puedes realizar una labor de voluntario por un día en la cruz roja.
  • Si deseas experimentar más a fondo la sensación entonces busca en internet a aquellas fundaciones que visitan a los niños en hospitales desausiados. O bien puedes organizarte con vecinos y familiares para regalar comida caliente en un invierno en la calle.

En fin hay mucho que puedes hacer, si ya lo has hecho comparte con nosotros tu experiencia!!!

Recomendación para ver

Película

“Guten tag Ramón”

Dirigida por Jorge Ramírez Suárez

Con Kristyan Ferrer, Ingeborg Schöner, Adriana Barraza, Arcelia Ramírez

Somos otros cuando tenemos hambre.

Somos otros con hambresomos otros con hambre

Así es, por que la razón nos abandona cuando tu cuerpo se siente al límite de sus fuerzas

¿A quién no le ha ocurrido que cuándo los plazos apremian en el trabajo y te es imposible salir a comer te quieres devorar todo? o ¿Cuándo sales corriendo sin desayunar porque de otra forma no llegarás a tiempo a ese examen o a entregar esa tarea que te mantuvo ocupado toda la noche te da muchísima hambre?

Y es que cuando pasan las horas y la ansiedad se apodera de ti; sucumbes ante la primera oportunidad de comer cualquier cosa ingerible que se pase por tu camino; es allí dónde la razón te abandona. Porque no importa si estas a dieta, si sabes que eso dañará tu récord de alimentos saludables o si sabes que lo tienes estrictamente prohibido por el doctor. Con toda seguridad te abalanzarás sobre la tiendita o la maquinita expendedora de frituras y golosinas.

Claro que no es de asombrar que el instinto te acompañe y te obligue a tener algo en el estómago.

Pero, te has preguntado si esto ¿Ocurre en otros ámbitos de tu vida? Por ejemplo ¿alguna vez tu necesidad insatisfecha de afecto te ha dejado llevar por el primer pestañeo de la princesa en aprietos que se cruza en tu camino? o ¿Del primer acto de caballerosidad de cualquier chico de ojos lindos tenga contigo….? Y aunque la razón te regañe, tu ocupas tu mente por días enteros de ideas románticas nublando así por completo tu mente.

¿Te suena familiar? ¿Qué tal si vamos aún más lejos? Me atreveré a ir aún más allá y te pondré otro ejemplo. ¿Qué crees que suceda si tienes mucho tiempo sin trabajar? ¿Qué crees que dirías a un prospecto empleador? Obviamente sin importar el sueldo, ni la jornada, ni el ambiente laboral, ni las oportunidades de crecimiento, falta de prestaciones, etc., etc. te hará recapacitar y pese a todo muestras tu enorme necesidad, que lejos de lograr que el empleador te vea como un buen candidato, en el mejor de los casos te dice:

Le agradezco su tiempo pero me parece que usted esta sobre calificado para esta labor, por lo que lo invito a buscar otra oportunidad”

Y en ese momento no te sientes alagado por el contrario sientes un nuevo rechazo que afecta tu autoestima profesional que agrava aún más tu estado de animo porque en un principio buscabas trabajo y te faltaba experiencia, te faltaba capacitación, te faltaba dominar algún idioma o alguna nueva habilidad en el campo de la informática; pero ahora te sobra.

¿Qué se hace en estos casos?

Pues bien, lo primero es ubicarte dimensionando tu perfil profesional y saber cuánto vale un elemento como tú en el mercado laboral.

Primero: enlista tu formación académica, seguida de tus habilidades, tus logros y tu experiencia;

Segundo: busca organizaciones con las que compartas valores y acercarte, aún y cuando no se encuentre una vacante en ese momento podrías solicitarle que te evalué, lo cuál te permitirá prepararte para poder aspirar con mayores oportunidades para cuando exista una vacante, además de que al permanecer en su cartera de reemplazo te acerca a tu meta, otro beneficio es que llegarás sin esa apremiante urgencia por ser el candidato ideal, lo cual reflejará mayor seguridad y dejarás una mejor impresión.

Tercero: no dejes pasar la oportunidad de realizar exámenes, test o pruebas a manera de ensayo para que puedas capacitarte en las áreas que te hagan falta y te centres en un objetivo en vez de solo decepcionarte sin saber por qué no eres un buen candidato.

Cuarto: si tienes una profesión pero cuentas con habilidades o hobbies que se pueden convertir en un emprendimiento, empresa o proyecto; no lo descartes porque esa puede ser una muy buena fuente de ingresos, que en principio sea tal vez provisional o puede llegar a ser algo permanente.

Quinto: evita que la ansiedad te lleve a bajar la guardia y tomar el primer trabajo en el que te acepten, porque probablemente estarías desperdiciando años valiosos de experiencia o de capacitación, por lo que es mejor buscar trabajo cuando aún lo tienes para mejorar el que tienes o encontrar el área que te resulte más apasionante. Y si eres estudiante no esperes a concluir tus estudios para adquirir experiencia, ya que sería excelente comenzar como practicante, lo que te aventajará en experiencia y habilidades.

Sexto: busca equilibrar tu vida personal para que no llegue a ti la ansiedad por comer(lleva snacks saludables contigo) o por entablar una relación (analiza si realmente es una necesidad insatisfecha de afecto o realmente te interesa alguna persona para comenzar una relación de pareja).

Te invito a compartir, en este espacio tus vivencias, que sin duda nos enriquecerán.